4359236389_7da6b11ac5_o
Análisis

Super Mario 3D World + Bowser’s Fury | Análisis

¿Es éste el futuro de Super Mario?

Antes de comenzar esta review quisiera avisarles que, si lo que buscan es un análisis de Super Mario 3D World —un título de 2013 para la descontinuada Wii U que ya reseñé en su momento—, pueden revisar mi análisis del original ó bien saltarse hasta la final este post donde hago un resumen escueto, pero bastante positivo del juego original. El centro de este análisis será Bowser’s Fury, un adicional basado en mecánicas de Super Mario 3D World que nos presenta lo que posiblemente tenga Nintendo en mente para su siguiente proyecto: Un Super Mario Bros. en mundo abierto. Vamos con el análisis.

super mario 3d world bowsers fury

La historia y el mundo de Boswer’s Fury

La historia de Bowser’s Fury pone a Mario y a Bowser Jr. a trabajar juntos en un objetivo común: Detener a Bowser. Al parecer, el clásico némesis de Mario ha sido poseído por una baba oscura que lo vuelve muy violento. La aventura nos lleva al Lago Lapcat, donde encontramos islas con diferentes temáticas separadas solo por el agua del lago.

Aquí entra la primera gran novedad de este Mario: Todas esta islas o “mundos” están abiertos. Pueden jugarse en cualquier momento y sin seguir un orden predeterminado. No hay que pasar por un portal, ni entrar a una pintura, ni subirse a una nave que disfrace una pantalla de carga. Puedes capturar una estrella en el Coliseo Clawswipe y saltar unos metros a Torre Trickity para chapar otra estrella o cumplir otro de los cinco objetivos de cada isla.

super mario 3d world bowsers fury

Objetivos gatunos

Cada isla trae cinco objetivos para cumplir y que son en escencia recolectar Cat Shines. Algunos te piden que llegues al punto más alto del nivel, que elimines a un mini-boss o que colecciones otros tokens del juego. O sea, “classic 3D Mario”. Una vez que capturamos uno de los Shines de cualquier isla, ésta cambiará en cierta forma —reemplazará enemigos, activará un nuevo puzzle, etc— pero de manera casi imperceptible. Rara vez podremos ver como la IA cambia los niveles al vuelo mientras nos distraemos con alguna misión secundaria.

Y sí, en Bowser’s Fury hay misiones secundarias. Así como las hubo en Delphino Island en Mario Sunshine y el castillo de Peach en Mario 64, en este juego podemos encontrar conejos a quienes atrapar, NPCs a quienes ayudar y Shines escondidos en desafíos variados. Todas las misiones están abiertas y disponibles en cualquier momento y se van multiplicando según avancemos.

Para movernos en este mundo abierto podemos correr, nada ó usar los resortes de los faros en la cima de cada nivel. Pero la mejor y más efectiva forma de transportarnos es usando a Plessie, el dinosaurio acuático que montamos en los niveles bonus de Super Mario 3D World. Plessie nos puede llevar de una isla a otra en segundos y tiene además sus propias misiones secundarias de captura de Monedas Plessie y carreras contrareloj que suman más Shines a nuestra colección.

Pelea de Kaijus

Pero no nos olvidemos de Bowser. Cada cierto tiempo el enorme monstruo creará una tormenta que oscurecerá el Lago Lapcat y nos atacará —mismo Godzilla— con su aliento de fuego y meteoritos. Claro que podemos escapar y esperar a que Bowser se calme y nos deje seguir jugando sin contratiempos. Pero hay más por hacer —y aprovechar— con la presencia del gigante.

super mario 3d world bowsers fury

Una de las cosas que podemos hacer es utilizar los ataques de Bowser para romper los bloques de acero que cubren zonas ocultas y develar más Cat Shines. Pero la mejor estrategia es usar una Giga Campana. Esta convierte a Mario en un tremendo “Kaiju-Gato-Super-Saiyajin” y así podemos agarrar a Bowser a patadas y garrazos. Estos enfrentamientos ocurren periódicamente, pero no acarrean mucha dificultad y salvo por la pelea final del juego, no toman demasiado tiempo.

Un detalle a parte es que si no quieres esperar a que Bowser caiga a hacer de las suyas para desbloquear las áreas secretas, puedes llamarlo utlizando un amiibo. Otros amiibo especiales del lanzamiento de Super Mario 3D World activan diferentes habilidades y power-ups durante el juego.

super mario 3d world bowsers fury

El mundo luego del Endgame

La campaña de Bowser’s Fury toma unas cuatro horas en completarse y cierra una vez que consigues recolectar cincuenta Cat Shines. Nuevamente, no importa el orden ni en cuáles mundos obtengamos los Shines; yo dejé toda una área intacta y aun así pude terminar el modo Historia. Pero luego de la pelea con Bowser quedan otros cincuenta Shines restantes para encontrar, dando un total de cien. Esto puede extender el tiempo útil del juego a unas siete horas sin problemas.

Y como en todo juego de Nintendo, el mundo de Bowser’s Fury esconde nuevos reto detrás de alguna cascada ó en la base de una torre. Como buen juego de mundo abierto, salir a explorar es parte de la diversión.

super mario 3d world bowsers fury

Hay que agradecer que la banda sonora del juego es de tan alta calidad y extremadamente pegajosa. Tanto los temas felices y optimistas de las secuencias de día como las tonadas de death metal durante los ataques de Bowser calzan a cada nivel como anillo al dedo.

Y ya que nos pusimos técnicos, vale la pena comentar algunos detalles en el apartado gráfico. A diferencia de Super Mario 3D World, con su impecable acabado visual y su cámara automática, Bowser’s Fury se nota un poco tosco —hay jaggies por todos lados— y la cámara trata de balancear su papel “fijo” con la libertad que nos da la analógica derecha. Esto no malogra la experiencia, pero sí pide acostumbrarse un poco, sobretodo si vienes de jugar el SM3DW incluido en este paquete.

super mario 3d world bowsers fury

Dándose la mano

Bowser’s Fury trae un ligero componente multijugador que nos permite controlar a Bowser Jr. para recolectar monedas y descubrir power-ups ocultos en graffitis. Esto también lo realiza de modo semi-automático la IA del juego cuando apuntas el JoyCon hacia la pantalla y presionas R.

También, para los más pequeños, el juego nos da la opción de recibir poca o mucha ayuda de Bowser Jr. para capturar Shines, derrotar algunos enemigos menores y juntar modenas. Definitivamente no es la forma de jugar si ya tienes experiencia en plataformeros, pero es una opción que está ahí para ayudar a los principiantes.

Todo comenzó aquí

Ya dejando de lado a Bowser’s Fury, vale la pena recordar lo excelente que resulta Super Mario 3D World. Esta juegazo —una versión extendida y mejorada del Super Mario 3D Land para 3DS— es una verdadera joya que junta montones de ideas originales, así como otras de pasados juegos de Mario. Si no tuvieron la suerte de jugarlo en la finada Wii U, esta es una excelente oportunidad de jugar un verdadero clásico moderno y que además ha sido actualizado para permitir hasta cuatro jugadores tanto en modo salón como online.

Personalmente, SM3DW vale cada centavo solo recordar los niveles de exploración del Capitán Toad; una idea tan buena, fresca y original que terminó convirtiéndose en su propio videojuego, también disponible hoy para Nintendo Switch (pueden leer mi reseña de Captain Toad Treasure Tracker aquí).

super mario 3d world bowsers fury

Conclusión

Super Mario 3D World + Bowsers Fury tiene un poco de todo. Por un lado trae uno de los mejores juegos de Super Mario y que pocos pudieron disfrutar. Y por otro, nos presenta un vistazo, un ensayo de lo que sería el próximo juego de la franquicia Mario: Uno de mundo abierto y con cientos de posibilidades.

Disclaimer: Este análisis fue escrito basado en gameplay de una copia del juego provista por Nintendo. Esto no efecta nuestra opinión editorial ni puntuación del juego.

Share: