4359236389_7da6b11ac5_o
Análisis

Ghost of Tsushima: Director’s Cut | Análisis

Ghost of Tsushima, de la desarrolladora norteamericana Sucker Punch, logró algo inimaginable: Plasmar la belleza y complejidad del Japón de fines de siglo 13 —el que todos recordamos por sus historias de samurai y sus honorables combates katana en mano— con mayor fidelidad y respeto que muchas producciones niponas. La historia de Jin Sakai combinó la sed de venganza, la búsqueda de justicia y el conflicto con las tradiciones de todo una civilización invadida por un enemigo —el ejército mongol— que no jugaba bajo las mismas reglas.

Al terminar la campaña principal de Ghost of Tsushima, el presente y futuro de Jin y su clan estaban definidos. Pero el pasado, ese que juzgaba al protagonista por su falta de valor cuando debió defender a su padre, quedaba pendiente como una herida abierta. Y precisamente, ese pasado que atormenta a Jin tuvo lugar en la isla Iki, el nuevo escenario de la expansión del juego original y principal atractivo de este Director’s Cut. Vamos a ver qué extras y novedades trae esta edición especial del que muchos consideraron —y me incluyo— como el mejor juego de 2020.

La historia se expande

Ghost of Tsushima: Director’s Cut inicia tal cual el original, con la invasión mongola, la toma de la isla, el resurgir de Jin Sakai y su apoteósica intro a galope tendido. Recién luego de la 2da misión es que esta edición nos da la opción de tomar un camino alterno que nos llevará a Iki, la isla vecina a Tsushima, que alberga a varios compatriotas que rechazaron el dominio de los samurai y viven su vida a su manera, dando cobijo a delincuentes y traidores al imperio japonés.

Pero Iki tiene otros problemas y el principal es la tribu del Águila, un grupo de extremistas religiosos que han tomado por asalto varios pueblos, forzando el consumo de una droga alucinógena y vendiendo demagogia a granel. El objetivo de Jin es derrotar al Águila, ganarse la confianza de los isleños y así vencer a los demonios de su pasado.

Ghost of Tsushima Directors Cut

Cambios en la jugabilidad

El Director’s Cut de Ghost of Tsushima ofrece muy pocas novedades en lo que jugabilidad se refiere, sobretodo en la campaña principal. Ésta es prácticamente idéntica en esta versión, salvo por algunas mejoras en la “calidad de vida” (Quality of Life ó QoL) que detallaré más adelante. La isla Iki, en cambio, provee nuevos enemigos y situaciones que cambian la dinámica de combate, sobretodo para quienes ya terminaron el juego original y buscan un reto más elevado.

El cambio más notorio es la respuesta de los enemigos al sistema de Posturas. Antes cada enemigo tenía una postura distintiva para atacar y defenderse (Lanza, Espada, Escudo y Bruto), así que debíamos hacerle “match” con nuestra postura de ataque para vencerlo con facilidad. Pero en esta expansión, los invasores de Iki pueden cambiar de posturas al vuelo con la misma facilidad que Jin, haciendo que el combate sea más frenético.

Ghost of Tsushima Directors Cut

Otro cambio viene de mano de una nueva clase de enemigo: los Shamanes. Los shamanes son jefes de escuadra que se mantienen a distancia del combate lanzando un cántico que eleva el nivel de violencia de los demás integrantes de su equipo, haciéndolos inmunes a ataques sencillos. La estrategia pide entonces derribar primero al shamán y luego enfrentar a los demás enemigos para vencerlos más fácilmente.

Y ya por útlimo está el ataque a caballo llamado Carga Ecuestre. [LIGERO SPOILER] Al llegar a la isla Iki, Jin pierde a su caballo, pero al reencontrarlo descubre que el equino ha aprendido a defenderse por sí solo utilizando una técnica del arrase, atropellando a cuanto enemigo se encuentra. [CIERRA SPOILER] Esta técnica nos da una opción más a las ya clásicas de esquivar a las patrullas mongolas o batirse a duelo. Ahora podemos usar dos unidades de Determinación para cargar una Carga Ecuestre y arrasar con quien se cruce en nuestro camino.

Ghost of Tsushima Directors Cut

Mejoras visuales y en controles

Ghost of Tsushima Director’s Cut cumple con un par de puntos en el checklist de mejoras al pasar de la consola PS4 a la nueva PS5. Ahora ya tenemos opción de jugar a resolución 4K nativa y/o a 60 cuadros-por-segundo, algo que siempre es bienvenido. También se ha aprovechado las capacidade hápticas y los gatillos con respuesta del Dual Sense para darnos un grado más de inmersión al jalar una cuerda de arco, tumbar enemigos o sentir el viento.

Una de la mejoras “QoL” que también afectan a la versión de PS4 es el sistema de “targeting” a los enemigos ó Enfoque de Objetivo. En el juego original, la cámara giraba al rededor nuestro mientras atacábamos a uno o más enemigos, sin posibilidad de hacer “lock”. Ahora sí podemos fijar los ataques a tal o cual rival, con dos opciones extra: Cambiar manualmente de enemigo usando la análoga derecha ó dejar que el lock se ajuste automáticamente al enemigo más cercano en seguidilla; algo muy similar a los sistemas de combate de la saga Batman Arkham de Rocksteady.

Ghost of Tsushima Directors Cut

Extras y coleccionables

La isla Iki es una locación pequeña —aproximadamente un quinto del área de Tsushima— y puede barrerse en poco tiempo para terminar su campaña y encontrar todos sus coleccionables. Me tomó cerca de 6 horas limpiar el mapa, pero me gustó darme con sorpresas como nuevos modelos de espadas, tintes, ropa y armaduras que no esperaba encontrar. Incluso existen zonas que otorgan armaduras de franquicias de PlayStation (God of War, Bloodborne y Shadow of the Colossus) luego de resolver un acertijo, evitando así tener que ganarlas a punta de batallas multijugador en el modo Legends.

Los “benditos” upgrades

Y ya para cerrar, hay que poner sobre la mesa el tema de los upgrades generacionales. Quienes ya cuentan con Ghost of Tsushima para PS4 y quieran esta versión del director, deberán pagar $20 que incluye la expansión Isla Iki. O bien pueden comprar el juego completo a $60 manteniéndolo en PS4. En ambos casos se mantiene la resolución y fluidez de animación (30 cuadros-por-segundo) del original.

Ghost of Tsushima Directors Cut

Ahora, si lo que buscan es “upgradear” la versión de PS4 a su nueva PS5, la cosa se complica. Ese upgrade tiene un costo de $30 que incluye la Isla Iki (esa que en PS4 cuesta $20) y las mejoras exclusivas de PS5, que son el 4K y la compatibilidad con el control Dual Sense (que valen esos $10 que pagamos en otros juegos como Spider-Man Miles Morales). También mejora el framerate (se dispara a 60 cuadros-por-segundo), pero como explicaremos abajo, es un añadido que se puede conseguir sin necesidad de desembolsar dinero. La versión directa del juego en PS5 cuesta $70.

No olvidemos que la versión de PS4 puede correr a 60 cuadros-por-segundo en PS5 y de paso que aumentar la resolución a 1440p (la misma que echaba el juego en una PS4 Pro) sin necesidad de pagar ningún upgrade. Tomen esto en cuenta antes de comprar en caso este apartado sea el único que les importe para disfrutar del juego en su flamante consola de nueva generación.

¿Algún daño en la armadura?

No hay mucho de qué quejarse sobre Ghost of Tsushima Director’s Cut, pero si me presionaran a opinar, diría que el único punto flojo en lo que a novedades se refiere es el mini-juego de encantamiento de la fauna, también llamado “tocar la flauta”. Es un remedo de tantísimos juegos musicales que usaban controles de movimiento en la generación del Wii y que aquí se siente un tanto desfasado. Otros mini-juegos como el de arquería, sencillos como son, presentan mayor diversión y reto.

Ghost of Tsushima Directors Cut

Conclusión

Ghost of Tsushima Director’s Cut trae un puñado de novedades y cambios que bien valen la pena si de verdad les gustó el original. La expansión también justifica su compra, pero más aun si se toma como lo que es: una expansión. A menos que seas un coleccionista acérrimo, comprar esta nueva versión completa si ya compraron la original es un despropósito. Todo lo que necesitan está en la versión para PS4 y en el upgrade adecuado según tu consola. Este Director’s Cut apela más a los nuevos jugadores, aquellos que de seguro quedarán encantados con su excelente nivel de producción y atrapante historia.

Disclaimer: Este análisis fue escrito basado en gameplay de una copia del juego para PS4 provista por PlayStation. Esto no afecta nuestra opinión editorial ni puntuación del juego.

Historia / Narrativa8
Gráfica / Dirección de arte9
Sonido / Banda sonora9
Gameplay / Sistemas de juego8
8.5Overall Score
Ghost of Tsushima Director's Cut trae un puñado de novedades, de las cuales destaca la expansión de la isla Iki. Y es que muy aparte si tienes o no una PS5 para sacarle más calidad gráfica a este juego de PS4, la carne está en la expansión, sus nuevas misiones y técnicas de combate.
Share: