4359236389_7da6b11ac5_o
Análisis

Crash Bandicoot 4 It’s About Time | Análisis

Luego de veinti-pico años, por fin jugamos un nuevo Crash Bandicoot. Desde que sus creadores originales —Naughty Dog— dejaron la franquicia, muchas secuelas y spin-offs trataron de llenar el vacío que las tres primeras entregas (más el excelente CTR Crash Team Racing) dejaron. Y sí, hubo más desaciertos que éxitos. Recién con la collección de remakes N-Sane Trilogy de 2017 Activision retomó el rumbo y ahora nos trae una verdadera 4ta parte de la mano de Toys For Bob. ¿Valió la pena la espera? Vamos a averiguarlo.

El reto de revivir a un clásico

No importa por dónde lo miremos, Crash Bandicoot 4 It’s About Time es y ha sido un reto. Primero para los desarrolladores, pues la responsabilidad de crear un nuevo Crash que esté a la altura de la nostalgia no la maneja así nomás cualquiera. El juego incorpora nuevas mecánicas y con cada una se corre el riesgo de romper con la fórmula exitosa del original o caer en lo repetitivo.

Afortunadamente Toys For Bob supo mantener un balance. Crash Bandicoot 4 mantiene mucho de la jugabilidad de los tres primeros títulos, con sus niveles de avance con perspectiva, secuencias bonus al estilo plataformero side-scoller y bosses que cierran cada uno de los mundos temáticos. Y claro, también hay novedades.

Nuevas mecánicas, nuevos retos

Lo nuevo de Crash 4 nace de las Máscaras Cuánticas, ítems que son parte de una trama que involucra saltos dimensionales. Una máscara nos da el poder de relentizar el tiempo, otra de girar con tanta rápidez que casi nos permite volar, otra hacer aparecer y desaparecer objetos entre planos dimensionales y finalmente otra que afecta la gravedad para hacernos jugar de cabeza.

Ninguna de estas mecánicas es enteramente original y es probable que ya las hayamos visto en otros plataformeros, pero en Crash 4 se les da un bueno uso y esto se debe a su genial diseño de niveles. Cada nivel nos presenta algo familiar, algo nuevo y algo realmente retador.

Y aquí continúa el reto… pero esta vez para los jugadores. En cada nivel hay un objetivo claro y es ganar seis gemas al cierre cada nivel. Cada gema tiene un precio: Colectar cierto número de frutas Wumpa (20%, 40% u 80%), encontrar una gema oculta, pasar el nivel utilizando menos de tres vidas y romper al 100% todas las cajas. La cosa pinta difícil, porque lo es. Crash 4 es un juego retador que requiere mucha prueba y error, buenos reflejos y altas dósis de paciencia.

Dicho esto, la jugabilidad en perspectiva, aunque justa y refinada, sigue teniendo los mismos baches de los clásicos de PlayStation: La cámara nos persigue a veces a destiempo y nos malogra algunos saltos, algunos elementos nuevos que pueden parecer lejanos resultan más cercanos de lo que creemos y los hitboxes de algunos enemigos ocupan más espacio que el debido. Aun así hay quienes ya hacen speedruns y recorridos capturando el 100% de los coleccionables. Cuestión de empeño y dedicación, supongo.

Para aligerar el mal humor que pueda causar tanta dificultad, Crash 4 trae una salvaguarda: Al perder demasiadas veces en alguna fase específica de cada nivel, el juego activa automáticamente un checkpoint adicional más cerca al punto de muerte o nos regala una máscara Aku-Aku ni bien revivimos. Algunos puristas seguro van a levantar la ceja por esta “ayudita” que tal vez les quite cierta legitimidad a sus logros, pero si la idea es pasar el juego, bienvenida sea.

Por otro lado, las peleas con los jefes no son particularmente difíciles. Todas reciclan o adaptan obstáculos ya vistos para darle uso a las mecánicas de las Máscaras Cuánticas o alguna nueva técnica que hemos aprendido. Un elemento nuevo que ayuda mucho —demasiado tal vez— es el marcador de punto de aterrizaje. En los enfentamientos con los jefes que se dan en un plano fijo este indicador ayuda de más, aunque es una asistencia que sí se valora en los niveles más avanzados del modo historia.

En el apartado gráfico no hay nada de qué quejarse. Crash Bandicoot 4 fue trabajado usando Unreal Engine 4 y se nota a leguas. Todos los niveles se ven hermosos y se sienten sólidos, el motor da un muy buen desempeño y se mantiene estable en todo momento. La dirección de arte hace un buen trabajo al combinar el estilo gráfico del reciente remake de la primera trilogía con nuevos retorques para darle un aspecto todavía más caricaturesco.

Extras de máxima dificultad

Los extras para después de terminar el juego son numerosos. Las gemas de cada nivel desbloquean skins para Crash y Coco (un total de 29 para cada personaje). Adicionalmente cada nivel tiene escondida una cinta de video que debe encontrarse y recolectarse antes de perder siquiera una vida para con ella abrir los niveles Flashback que cuentan la historia perdida de Crash. Hay también 4 joyas especiales que desbloquean un nivel secreto realmente difícil al llegar al final del juego.

Otro extra son los niveles en los que podemos jugar con Cortex, Dingodile y Tawna. Estos se van desbloqueando durante el transcurso de la historia y presentan un vistazo al algunos niveles ya completados en el juego pero desde el punto de vista de los personajes secundarios. Estos se sienten algo vacíos y con jugabilidad limitada, más luego nos regresan a versiones aun más díficiles de los niveles usando a Crash. Innecesario tal vez, pero retador definitivamente.

El extra final —tal vez el más atractivo— son los niveles N-Verted, versiones alternas de todos los niveles del juego pero con un filtro artístico que resultan super divertidos y que además ayudan a juntar más gemas, facilitando el desbloqueo de skins. De todas las razones para regresar a jugar Crash Bandicoot luego de batallar con la severa dificultad, ésta es sin duda la más convincente.

Conclusión

Crash Bandicoot 4 It’s About Time es un efectivo retorno a forma de la franquicia ex-Sony/ex-Naughty Dog, ahora en manos más que capaces. Al igual que pasó con la mejorada N-Sane Trilogy, el gran remake de Crash Team Racing y el excelente Tony Hawk 1+2, Crash 4 cumple con darnos un juego fresco y novedoso sin mellar ni un ápice de su legado. Y eso es algo muy pero muy difícil de lograr en estos tiempos; tanto como el nivel más retador de este juego.

Disclaimer: Este análisis fue escrito basado en gameplay de una copia del juego provista por Activision. Esto no efecta nuestra opinión editorial ni puntuación del juego.

Historia / Narrativa8
Gráfica / Dirección de arte9
Sonido / Banda sonora8
Gameplay / Sistemas de juego9
8.5Overall Score
Share: