4359236389_7da6b11ac5_o
Análisis

Ghost of Tsushima | Análisis

Son las 6:40 a.m.. Llevo despierto 42 horas. Las últimas 8 —y muchas más durante la tarde de ayer y el día anterior— me las pasé jugando Ghost of Tsushima (PS4). No me esperaba esto. Los trailers de este juego me vendían una experiencia pausada, épica y solemne ambientada en el mundo de los samurái. Pero no, este juego ha resultado ser más. Mucho más. Como irónicamente dicta el nombre del estudio desarrollador —Sucker Punch—, este juego me ha tomado por sorpresa. Aquí les dejo mi Análisis Q&A antes de irme a descansar.

Disclaimer: Este análisis NO CONTIENE SPOILERS de la trama y fue posible gracias a PlayStation quienes gentilmente me facilitaron una copia para review con varios días de anticipación. Como siempre, esto no influye en mi opinión, puntaje final ni la línea editorial de Parallax.

logo

¿Qué es Ghost of Tsushima?

Ghost of Tsushima es el nuevo videojuego exclusivo de PS4 producido por Sucker Punch, los mismos de la reconocida franquicia Infamous y la todavía más reconocida Sly Cooper. Hasta 2017, año en el que fue anunciado Ghost of Tsushima en el Paris Game Week, lo último que habíamos visto de este estudio era el también exclusivo Infamous Second Son y su secuela “stand alone” First Light allá por 2014.

¿De qué trata?

El juego nos cuenta —con obvias libertades creativas— la invasión mongol en Japón a mediados del siglo 13. Los soldados mongoles comandados por el conquistador Khotun Khan desembarcan en una playa de la isla de Tsushima y acaban con el reducido ejército de samurái que defienden este territorio. Jin Sakai, uno de los pocos guerreros japoneses que sobreviven a la invasión, buscará expulsar a los mongoles de sus tierras y rescatar a Lord Shimura, su tío y jefe de su clan, de las garras de los invasores.

El objetivo en Ghost of Tsushima es liberar a la isla y para eso habrá que recorrerla de cabo a rabo visitando poblados, castillos y fortines para acabar con los enemigos. Pero al estar en clara desventaja contra la masa invasora, Jin recurrirá a métodos nada honorables como el sigilo y el asesinato para salir adelante, traicionando al Bushido ó código de honor del samurái y convirtiéndose lentamente en una leyenda: El temible Fantasma de Tsushima.

¿Cómo funciona el sistema de combate?

Al igual que otros juegos de acción de mundo abierto, Ghost of Tsushima tiene un sistema de combate evolutivo que podemos ir mejorando con puntos en un árbol de habilidades. En este caso son tres los estilos: Samurái, Posturas y Fantasma. Las habilidades Samurái incluyen el combate cuerpo a cuerpo, la evasión y la exploración, mientras que el modo Fantasma maneja las armas a larga distancia y las tácticas de sigilo. Ambas ramas se apoyan en las Posturas para saber cuáles ataques usar contra tus enemigos según su armamento (espadas, lanzas) y defensa (escudos o simple fuerza bruta). 

Aprender a combinar las Posturas y los ataques de ambas ramas es el mayor reto de Ghost of Tsushima, pero una vez que los dominas el juego se vuelve un espectáculo de espadazos, ejecuciones y acrobacias realmente satisfactorio. Los enemigos no son particularmente difíciles pero derrotarlos tiene su truco, sobretodo mientras aprendes a hacer parry (golpes de defensa y contraataque) y a cambiar de Postura en pleno combate.

 

” Sucker Punch ha plasmado en digital el Japón feudal de nuestros sueños”

 

¿Qué armas tenemos? ¿Hay que “levelearlas”?

Jin tiene solo dos armas primarias en todo el juego: la Katana del clan Sakai y el Tanto o cuchillo para asesinatos. Las dos armas blancas pueden levelerase de forma simple para aumentar su velocidad y el daño que causan, pero luego de eso no hay más armamento de donde escoger. Una forma de mejorar estas dos es encontrar los santuarios Inari (¡sí, zorritos!) que te recompensan con ranuras para amuletos. Esos amuletos —que encuentras descubriendo otros santuarios—aumentan el daño, disminuyen el cooldown de los ataques especiales y mucho más.

Aunque no hay una amplia selección de armas principales, sí contamos con armas secundarias muy efectivas como los kunais, arco y flechas, bombas de humo y explosivos. Todos estos pueden comprarse a mercaderes a cambio de provisiones o materiales, pero la verdad es que hay muchas más chances de encontrar flechas, bombas y kunais tiradas por todos lados durante los combates. Por mi parte, recomiendo utilizar y levelear primero los kunais y las técnicas de bomba de humo, ambas super eficientes para el control de multitudes. 

Ghost of Tsushima
Árbol de habilidades y de mejoras de equipo

¿Qué es eso de los Desafíos?

Los Stand-offs o Desafíos son una parte recontra cool de este juego. Al acercarse a un grupo de enemigos Jin tiene la opción (honrosa) de desafiarlos a duelo, una especie de mini-juego de timing en el que puedes vencer de un solo golpe —y en gloriosa cámara lenta— al adversario. Y si fallas, pues te puede ir muy mal. Esta mecánica es muy similar a los parries y depende mucho de tu habilidad para anticipar los movimientos del oponente.

¿Cuántas horas dura la Campaña?

La duración de la campaña de Ghost of Tsushima (El Viaje de Jin) varía según tu estilo de juego. Si sólo te dedicas a jugar las misiones principales puede tomarte unas 30 horas, pero lo harías con un personaje con muy pocas habilidades. El truco está en escoger cuáles misiones secundarias jugar y cuáles dejar para después. Los Relatos de Tsushima y los Relatos Míticos son misiones que dan ciertas recompensas como armaduras que mejoran tu desempeño o movimientos especiales, pero la mayoría sólo te regalan materiales o municiones. Otro factor que afecta la duración del juego es el Fast Travel, ya que viajar de un punto lejano a otro es mucho más fácil y rápido, pero dejas sin descubrir gran parte de locaciones escondidas de Tsushima. Recuerda: Estás en un mundo abierto y tus decisiones afectan la cantidad de jugo que le saques al juego.

Ghost of Tsushima
Como Ghost (Fantasma) Jin se abre paso usando sigilo y asesinatos

¿Cómo funcionan las armaduras?

En algunas misiones secundarias se liberan armaduras y trajes para Jin. Todas varían en apariencia y cualidades, pero lo importante es puedes cambiarlas en cualquier momento y algunas, como el Atuendo de Viajero, te pueden ayudar a desbloquear más áreas del mapa y a encontrar algunos secretos con facilidad. Y si no te gusta como se ve la armadura que más te conviene, puedes personalizarla comprando tintes para cambiar el color o intercambiando partes de otros trajes como máscaras o cascos. No es el sistema de personalización más flexible del mundo, pero algo es algo. 

 Y ahora sí, el plato fuerte: ¿Qué tal la historia?

En una palabra: Increíble. Ghost of Tsushima es un juego de mundo abierto que tiene una estructura narrativa tan bien tejida que no se siente como un open world, excepto cuando quieres sacarle el jugo a sus misiones secundarias. El ritmo en el que se desbloquean y se cuentan los episodios principales está afinado al milímetro y no te pierdes nunca.

Los spoilers de la trama me los guardo para la review en el podcast, pero sí voy a decir que el guión de Ghost of Tsushima es de primera. Jin y Lord Shimura cargan con la mayor parte del argumento con diálogos emotivos, maduros y dramáticos claramente inspirados en filmes de samurái. Todo lo que ocurre entre los personajes es contundente y pronto llegas a entender sus dilemas particulares. El argumento del juego es, en resumidas cuentas, un enfrentamiento entre dos corrientes: Las inflexibles tradiciones de tu pueblo vs. la necesidad de vencer a toda costa para defenderlo. Una dualidad que pone a prueba a toda una población cuando un enemigo externo amenaza con la erradicación de su cultura. 

Ghost of Tsushima
Increíble dirección artística y cinematografía

¿Gráficos, música y animación?

El apartado gráfico de Ghost of Tsushima está a la altura de los logrados por otros estudios hermanos de Sony Interactive, pero con un punto que hay que destacar: Su brillante dirección de arte. En lugar de buscar el fotorrealismo sucio y crudo de, digamos, The Last of Us, Sucker Punch ha plasmado en digital el Japón feudal de nuestros sueños. Colores ultra saturados, god lights a toda hora del día y climas extremos crean un ambiente tan bello como desolador. Y las animaciones de personajes, animales e incluso de la vegetación son únicas y diferentes a todo lo que hemos visto, apelando a la espectacularidad del anime y las películas de samurái pero sin perder su toque de realismo histórico casi de documental. Además, el estudio se ha esforzado en que notemos todo este esfuerzo usando planos de cámara cinematográficos que le dan a los escenarios la misma importancia que a los personajes. Prueba de esto son las ya más de cien fotografías que he captado en mi primera vuelta del juego, las cuales tomé sin siquiera necesitar de los filtros o los paneos del Photo Mode incluido.

 

“La historia es, en una palabra, increíble”

 

Otro de los recursos que amplifica la identidad cinematográfica de Ghost of Tsushima es su limpieza en pantalla, minimizando el HUD y eliminando la necesidad de un mini-mapa para encontrat tu camino. En su lugar se ha programado al viento para que nos guíe en todo momento. El viento se hace ver como ráfagas que nos muestran hacia a donde ir, pero también está presente en la dirección en la que se mueven la vegetación, los pétalos de las flores, las hojas caídas y el polvo. Con esto, cada soplido del viento convierte a Ghost of Tsushima en un cuadro viviente, una postal animada del Japón feudal. La música y dirección de audio cierran el paquete técnico con broche de oro. Desde el tema musical del menú de inicio hasta los impactantes truenos y trompetazos durante los duelos, el apartado sonoro de este juego te carga de energía, de emoción, de rabia, de miedo.     

¿Queda mucho por hacer luego de la campaña?

Como dije antes, depende de tí. Hay minijuegos de habilidad, santuarios para descubrir y visitar, aldeanos que rescatar y mongoles que ejecutar. Puedes fácilmente sacarle otras 20 o 30 horas adicionales al juego sólo para platinarlo. 

¿Algún punto en contra?

Así como pasó con los Infamous de Sucker Punch, Ghost of Tsushima puede volverse repetitivo si buscas “limpiar el mapa” de la isla en una sola pasada. Hay muchas misiones similares (rescatar rehenes, encontrar a alguien perdido), sí. Pero la mayoría son secundarias y puedes, como hice yo, dejarlas para después de cerrar la campaña y evitar la monotonía si es que te afecta en algo. Dicho esto, yo pasé todos y cada uno de las entregas de Infamous al 100% por lo divertido y emocionante de hacer misiones y lograr secuencias de acción realmente alucinantes. Para bien o para mal, el ADN de Infamous está en Ghost of Tsushima y por eso, aun habiendo terminado la campaña voy a regresar a seguir destazando mongoles. Personalmente esto no me parece un punto en contra y eso lo van a ver reflejado en mi puntaje final. Todo lo que podría “faltarle” a este juego no afecta lo bien que ha resultado y lo mucho que lo disfruté y seguiré disfrutando en las próximas semanas. 

 

” Ghost of Tsushima es, por mucho, el mejor trabajo de Sucker Punch”

 

¿Alguna recomendación final?

Sí, dos. La primera: El juego trae un modo llamado “Kurosawa” —claramente inspirado en el famoso director japonés— que activa un filtro visual en blanco y negro que además añade rasposidad e imperfecciones tanto al video como al audio. Es un detalle curioso y un buen homenaje, pero no recomiendo usarlo en tu primera pasada del juego. De verdad no vas a querer perderte el increíble acabado visual y la sublime paleta de colores de este título. Y segundo: el juego tiene varias opciones de idioma. Yo opté por audio en japonés con subtitulos y me parece la mejor opción, aun cuando el lipsync falle por ratos (la animación de los labios de los personajes dejan en claro que el juego fue producido en inglés). Los doblajes en inglés y español latino son correctos, pero a muchos (como a mí) les va a bajar el nivel “épico” escuchar el guión de este juego doblado por actores de cartoons. Nada en contra de ello, pero la potencia y crudeza del japonés de época, creo yo, queda mejor con este tipo de producción. 

Ghost of Tsushima
Un embarcadero mongol espera a Jin Sakai

Veredicto

Como mencioné al inicio, este juego me agarró por sorpresa. Su apartado técnico y sistema de combate superaron mis expectativas desde los primeros minutos. Hubo momentos de su historia que me sacaron lágrimas y otros que me dejaron temblando de emoción. Ghost of Tsushima es un videojuego que jamás voy a olvidar y es, por mucho, el mejor trabajo de Sucker Punch. Así como en los últimos años el nombre de Sony Santa Monica se puso en boca de todos por la última entrega de God of War, bien podríamos poner a Ghost of Tsushima como la tarjeta de presentación de este talentoso grupo de artistas y desarrolladores. Desde ya es mi favorito para Juego del Año de 2020.

Historia / Narrativa10
Gráfica / Dirección de arte10
Sonido / Banda sonora10
Gameplay / Sistemas de juego10
10Overall Score
Ghost of Tsushima es el mejor juego de Sucker Punch hasta el momento y un firme (si no seguro) contendiente a Juego del Año.
Share: