The Last of Us Parte II – Análisis Q&A (SIN SPOILERS)

Una historia de venganza

Durante su conferencia de prensa de la E3 2012, Sony presentó el primer gameplay de The Last of Us (PS3), el cual cerraba el show con un furioso Joel —protagonista del juego— volándole la cabeza de un escopetazo a un rival vencido que rogaba por su vida. En seguida volvió al escenario Jack Tretton, entonces CEO de Sony Computer Entertainment, muy emocionado —y yo diría hasta horrorizado— a recibir los aplausos de la prensa e invitados. Pero la chocante violencia en ese primer vistazo al que luego se convertiría en “Juego del Año” para cientos de medios especializados no era gratuita. La trágica historia de la relación cuasi-paternal entre Joel y Ellie y la ambientación post-pandémica tan aterrizada de The Last of Us hicieron que, de alguna forma, toda esa violencia “tuviera sentido”. Que por extrema que pudiera ser, ésta era necesaria.

Hoy, con el lanzamiento de The Last of Us Parte II, el equipo creativo de Naughty Dog vuelve a apostar por esa asfixiante realidad del original pero —como detallaré en mi análisis— dejando de lado el enlace emocional que hizo al primer The Last of Us tan especial y memorable, para tratar un tema mucho más oscuro: La venganza.

the last of us parte 2

Disclaimer 1: Este análisis NO CONTIENE SPOILERS de la trama ni jugabilidad avanzada de The Last of Us Parte II. Pasado el lanzamiento del juego tendremos un segundo análisis de “7 cosas que me gustaron y 7 cosas que no” del juego, además del acostumbrado review en Parallax Podcast y un SPOILERCAST con amigos reviewers de otros medios de prensa.

Disclaimer 2: Este temprano Análisis Q&A de The Last of Us Parte II fue posible gracias a PlayStation quienes gentilmente me facilitaron una copia para review con varios días de anticipación. Y como siempre esto no influye en mi opinión, ni al puntaje final y ni a la línea editorial de Parallax.

The Last of Us Parte II
Ellie (The Last of Us Parte II)

¿Qué es The Last of Us Parte II?

The Last of Us Parte II es la secuela de The Last of Us, uno de los videojuegos más exitosos de todos los tiempos y aclamado por la crítica al punto de ser considerado “El Ciudadano Kane” de este género. Esta secuela fue anunciada en la conferencia PlayStation Experience en 2016 y al igual que la primera parte ha sido desarrollada por el estudio Naughty Dog, los mismos de la franquicia Uncharted.

¿De qué trata?

(Ligeros SPOILERS del juego original, así que procedan con cautela). Al concluir The Last of Us, Joel “rescata” a Ellie de manos de los revolucionarios Fireflies y ambos se establecen en la comunidad de Jackson, donde viven una vida relativamente tranquila junto a decenas de refugiados. Durante uno de sus patrullajes por el bosque, Ellie y su grupo son cruelmente atacados por miembros del grupo paramilitar WLF (Washington Liberation Front), por lo que buscará vengarse. Para esto recorrerá varias ciudades de los Estados Unidos enfrentando a la WLF pero también al culto religioso extremista de los Seraphites y a los repugnantes infectados que conocimos en la primera parte, ahora con nuevas mutaciones.

El sistema de combate y sigilo, explicado.

¿Qué tal la jugabilidad?

La jugabilidad de The Last of Us Parte II se asemeja bastante a la de la primera parte: Se mantiene como un shooter de acción/aventura en tercera persona con visión “sobre el hombro” pero con cambios importantes. Para comenzar controlamos a Ellie, quien es más ágil que Joel y por ende nos dan nuevas habilidades como saltar (en TLoU sólo podías impulsarte sobre objetos) y rampar al ras del suelo. Esto le da al jugador más herramientas para aprovechar el sigilo y evitar enfrentamientos en los que Ellie está en desventaja por su peso y tamaño.

¿Y el sistema de combate?

Los balazos y combate cuerpo a cuerpo de The Last of Us Parte II son tan crudos y tensos como los del original. En el caso de las armas tenemos pistolas de diferente calibre, rifles, escopetas y varios tipos de armas blancas improvisadas. Pero el principal diferencial con el primer TLoU es la capacidad de esquivar. Usando el botón L1 Ellie puede esquivar golpes y agarres para luego tomar una posición ofensiva y atacar a puñetazos. Y ojo que en esta ocasión hasta los letales infectados pueden ser vencidos a golpe limpio, siempre y cuando sepas lo que estás haciendo y guardes tu distancia.

the last of us parte 2
Los infectados no serán los únicos enemigos que enfrentarás en The Last of Us Parte II

¿Qué clase de enemigos enfrenta Ellie?

Los infectados de TLoU venían en cuatro variedades: Runners, Stalkers, Clickers y Bloaters. The Last of Us Parte II le suma al roster los Shamblers, monstruos que hacen explotar nubes tóxicas y que además atropellan sin ningún reparo. Y lo peor es que te los encuentras en varias oportunidades, no solo en combates “mid-boss”. Por el lado de los humanos están la WLF y los Seraphites. Ambos grupos atacan y controlan el terreno de forma coordinada y son difíciles de evadir. Cada uno tiene mecánicas propias para darte problemas: Los Seraphites se comunican con silbidos, lo que hace imposible saber si te han detectado o hacia dónde van a patrullar cuando estás en modo sigilo. Y los comandos de la WLF, aunque muy vocales ellos, tienen perros de caza que pueden olfatear a Ellie y dar la alarma.

¿Y los jefes?

La dificultad de los enfrentamientos con “bosses” y “mid-bosses” varía, pero como se ha hecho costumbre en juegos de acción, ninguno de ellos ataca solo. De cuando en cuando aparecerán infectados o humanos a los que hay que vencer rápidamente y sin usar muchos recursos para enfocarse completamente en los jefes. Afortunadamente, al menos en la dificultad Normal, el nivel de daño está muy bien balanceado y las municiones aunque no abundan, tampoco escasean.

the last of us parte 2
Dominar el “crafting” o creación de armas es esencial

¿Cómo funciona el sistema de armas y mejoras?

Para quienes recuerden el sistema de creación y mejora de armas de TLoU llamado “crafting”, éste está de vuelta en The Last of Us Parte II. Se ha mantenido el uso inteligente de recursos para crear bombas o mejorar las armas de contacto como bates y tubos usando tijeras, vendas, azúcar y alcohol, mientras que con piezas y herramientas podemos mejorar las armas de fuego. Eso sí, la UI-UX se ha simplificado y ya no hay una interfase de “Nivel 1 , 2 y 3” para mejorar las armas o al personaje. Todo ha sido rediseñado al estilo de un árbol de habilidades y debemos escoger qué accesorio o cualidad queremos implementar (mira telescópica, mayor rango, más capacidad, etc.) dependiendo de nuestro estilo de combate.

¿Hay que “levelear” mucho?

No. Es más, es probable que no llegues a completar los upgrades al 100% en tu primera pasada del juego. Y la verdad, poco importa. The Last of Us Parte II se asemeja mucho a juegos de historia lineal como Metal Gear Solid en los que, si realmente te lo propones, puedes acabar con todos los enemigos usando las armas más débiles o evitarlos para no entrar en conflicto. Personalmente resolví muchas situaciones que daba por perdidas simplemente huyendo. Esto me salvó de ser asesinado y me permitió continuar con la historia… PERO por otro lado me perdí de “lootear” vecindarios enteros y de subir el nivel de mis habilidades. Como dicen, “a veces más vale ‘aquí corrió’ que ‘aquí quedó'”.

Los gráficos de The Last of Us Parte II presentan un acabado casi fotorrealista

¿Qué tal la calidad gráfica de The Last of Us Parte II?

El calidad del apartado gráfico de The Last of Us Parte II tiene nombre y apellido: Naughty Dog. A lo largo de su carrera, el estudio ha perfeccionado su acabado y ha ganado un estilo propio que raya con lo fotorrealista. Pero lo que más sorprende es que se nota que Naughty Dog no toma atajos ni se va por el camino fácil. The Last of Us Parte II está a la par —e incluso supera— la gráfica de Uncharted 4: A Thief’s End (PS4). Cada personaje, cada automóvil, cada árbol, cada edificio, cada elemento que podríamos considerar insignificante está detallado al píxel. El nivel de excelencia en este apartado es tal que por ratos es difícil detectar las transiciones entre las cinemáticas CG y el reinicio de gameplay.

¿Juegas en un mundo abierto?

No, aunque por ratos así pareciera. Al igual que en Uncharted 4, el diseño del niveles de The Last of Us Parte II da libertad para tomar diferentes caminos y experimentar diferentes situaciones. Los caminos boscosos ó los nevados te sugieren por donde ir pero tu puedes tomar otro camino que, aunque haga tu experiencia única, termina en el punto preciso para que continúe la trama establecida. Eso sí, nunca faltan las situaciones de “llega de un punto A a un punto B separados por apenas una reja no más alta que un muro que hace un rato pudiste saltar, pero que te hace darte una vueltaza atravesando edificios y esquivando balas y mordidas”, marca registrada de Naughty Dog.

Seattle nos ofrece un mundo semi-abierto para explorar

¿Y la música?

Con este punto sí tengo una queja. Y es que a la musicalización de The Last of Us Parte II la sentí muy ausente. No me malinterpreten; las tonadas del gran Gustavo Santaolalla están ahí y se hacen sentir, pero no en los momentos más fuertes ni de forma tan memorable como en la primera entrega.

¿Y qué pasó con la historia y los personajes?

Aquí es donde, por ahora, quiero ir con cuidado para no spoilear a nadie, pero la verdad el juego (y el embargo) me la ponen difícil. Incluso para un juego como éste, The Last of Us Parte II tiene numerosos plot-twists que se presentan a un ritmo un tanto desordenado. Gran parte de la historia se cuenta a través de flashbacks y en ellos participan muchos personajes, cada uno con sus propios traumas y líneas de tiempo, por lo que al final la trama no se siente del todo estructurada. Un ejemplo es el plot-twist más grande (o al menos eso parece), que ocurre mucho antes de terminar el juego y que ha sido tratado, creo yo, muy a la ligera. Como dije, explicar esto es difícil sin malograrle la sorpresa a los demás.

Trailer de historia de The Last of Us Parte II

OK, entonces ¿no te gustó la historia?

No es que no me haya gustado la historia, pero sí creo que pudo ser contada de mejor manera. Me explico: The Last of Us Parte II y su precuela claramente usan un lenguaje cinematográfico para contar sus historias. La diferencia entre ambas es que el primer TLoU usó una estructura narrativa más sólida y digamos “clásica” para presentarnos el mundo de Joel y Ellie. Además utilizaron recursos realmente novedosos o que no habíamos visto antes en videojuegos o películas dramáticas. The Last of Us Parte II no sigue esa misma regla, pareciéndose mucho más a una película más actual, reciclando varios recursos de la primera parte y creando más momentos impactantes pero todo en una estructura argumental —como dije arriba— desordenada.

Esto no significa que no puedas seguir el hilo de lo que pasa en el juego, pero sí le quita fuerza a muchos sucesos importantes y que deberían ser sobrecogedores. El juego tiene muchos vaivenes; muchos bloques de gameplay que, luego de una severa secuencia de exposición, se sienten forzados. El guión tiene una gran cantidad de momentos impactantes y parece que los directores quisieron darle espacio a todos y no dejar nada fuera, aunque eso rompiera el flujo de la historia.

Ellie se enfrenta a los fanáticos religiosos Seraphites

¿Y eso de “la venganza”?

Tal vez lo que más contribuyó a que me desconectara de la historia de The Last of Us Parte II fue su motivación: La venganza. En el juego Ellie es un personaje muy oscuro; tan oscuro que es difícil diferenciarla de los demás participantes de la historia. De repente, lo que hacía especial a la protagonista de The Last of Us se pierde en una “aventura” cargada de una excesiva violencia sin sentido y que sabemos que va a terminar mal.

Entonces ¿la historia supera a la del primer juego o no?

Las comparaciones con el primer juego son inevitables y aquí va al mía: En mi opinión la historia de The Last of Us —al igual que el reciente reboot de God of War—enganchó con su público porque jugó con un enlace emocional que todos compartimos: El lazo entre padres e hijos. El juego nos presentó dos personajes fracturados que recuperaban ese enlace y eso nos ayudó a valorarlo e intentar enmendarlo con nuestras acciones. The Last of Us Parte II quiere conectar a través de un acto negativo como la venganza, pero sin darnos una clara oportunidad para la redención. Siento que el juego quiere darnos una lección sobre lo violenta e inútil que puede ser la búsqueda de venganza, pero su tratamiento de la historia (discutido párrafos arriba) no logra el impacto positivo del primer juego.

Antes de jugar la secuela, juega el original.

¿Hace falta jugar el primer The Last of Us para disfrutar de esta secuela?

Sí. The Last of Us Parte II —tanto en trama como en jugabilidad— te exige cierta familiaridad con sus mecánicas e historia, al punto que te explica muy poco al inicio del juego. Antes de jugar esta segunda parte recomiendo jugar The Last of Us (PS3) o mejor aun The Last of Us Remastered (PS4) que trae el episodio “Left Behind” incluido y trae muchísimas mejoras técnicas.

¿Cuánto dura el juego?

The Last of Us Parte II dura entre 20 y 30 horas, dependiendo de qué tanto te dediques a buscar los secretos e ítems que necesitas para mejorar tus armas y a tu personaje. Personalmente me tomó 23 horas, pero tu kilometraje puede variar dependiendo si quieres acelerar para experimentar la historia.

The Last of Us Parte 2
Juega The Last of Us Parte II a tu manera

¿Tiene valor rejugable?

Sí, bastante. Como dije antes, el sistema de upgrades pide muchos recursos y no te va a dejar “levelear” al 100% a tu personaje y cada parte de su equipo en una sola pasada. Además hay ítems especiales y Trofeos que te dan puntos para desbloquear contenido “detrás de cámaras”. Todo esto lo puedes obtener jugando el modo New Game Plus en el que comienzas con todo el armamento y mejoras de tu primera pasada. Y de remate está el Photo Mode, el cual se aprovecha de maravilla en un juego con este nivel gráfico.

¿Algo más que comentar?

Sólo un detalle importante: The Last of Us Parte II presenta una abrumadora cantidad de opciones de accesibilidad. No solo puedes personalizar absolutamente todas los “cues” interactivos del juego (tamaño de retícula, colores, orientación y tamaño de texto, sonidos, ayudas visuales) sino que además trae un buen número de opciones para jugadores con accesibilidad limitada (ej. ceguera y sordera). Es algo realmente admirable y que espero ver en futuros títulos de lo que queda de esta generación de consolas y más aun en la que se nos viene.

Veredicto

En temas de gameplay, diseño de niveles y mecánicas The Last of Us Parte II es un excelente videojuego, tanto y hasta más ambicioso que el original. Donde flaquea es en la motivación de su historia y cómo la cuenta. Y a diferencia de otros videojuegos, éste carga un bagaje particular en el cual la trama importa demasiado, por lo que estoy seguro no va a ser fácil que conecte de la misma forma que el primer The Last of Us. Esta vez la trama —responsable de elevar a la precuela a un altísimo nivel de calidad— no logra que The Last of Us Parte II llega a un “10 Perfecto” en mi escala, pero los apartados jugables y técnicos lo acercan bastante. Recomendado.

Puntaje

9.0

Pros

  • La jugabilidad, sistema de combate, mejoras y diseño de niveles han mejorado notablemente desde la primera entrega.
  • Impresionante calidad gráfica, con transiciones cinemáticas impecables.

Contras

  • La trama tiene numerosos vaivenes que rompen el ritmo de la historia.
  • La música no tiene el mismo impacto protagónico del original.

Enrique "Junior" Martinez

Analista de la industria del los videojuegos, escritor, blogger y podcaster.

También te podría gustar...

La cultura del videojuego