Top 10: Los mejores videojuegos de 2018

Hace tiempo que no hago un ranking de «los mejores videojuegos del año que pasó», pero 2018 ha sido un increíble año para ser aficionado al gaming. Han habido tantos títulos excepcionales y tantas sorpresas que de verdad provoca hacer un recuento. Por supuesto, tendremos el acostumbrado podcast de Los Premios Taper para honrar a los juegos que se lo merezcan (y los que no), pero mientras tanto aquí va mi lista de los 10 mejores videojuegos de 2018. Como cada vez que hago una de estas listas, por favor tomen en cuenta que no van a ver ni RPGs ni shooters ni juegos de estrategia y mucho menos de Esports, pues son géneros con los que no hago clic y siempre dejo de lado por más que me esfuerce en jugarlos

10. Assassin’s Creed Odyssey (PS4, XOne, PC)

¡Que tal sorpresa resultó Assassin’s Creed Odyssey! Habiendo dejado de lado a la franquicia por varios años y vuelto con el también impresionante Origins apenas hace un año, era lógico presagiar que Ubisoft metería la pata al apurar las cosas con esta secuela. Sin embargo Odyssey resultó ser más grande, más detallado y más interesante que su antecesor, con un mapa lleno de locaciones que quitan el aliento y cientos de secretos por encontrar. Y no uno sino DOS PERSONAJES PRINCIPALES para escoger, ambos con historias diferentes y que se entrelazan. Vale advertir que Odyssey es un devorador de horas de juego así que si quieren aventurarse, díganle adiós a su vida social por un buen tiempo. Yo no pude terminarlo, pero a mis colegas que sí lo hicieron no les vi las caras por semanas.

9. Moss (PlayStation VR, Oculus, Vive)

Presentado en el E3 de 2017, Moss fue uno de los primeros juegos en realidad virtual que llamó la atención por hacer algo diferente: Mostrar el mundo del audaz ratón Quill como una impresionante maqueta en la que nosotros ayudamos al protagonista en su aventura. La dirección de arte y la narrativa son épicas y la tecnología de VR te engaña haciéndote creer que de verdad puedes alcanzar y tocar los elementos de los niveles. Spoiler: Moss termina con un cliffhanger que promete no una sino tal vez varias secuelas. Ojalá suceda. Se las merece.

8. Yoku’s Island Express (Switch, XOne, PS4, PC)

Jamás pensé que tendría en mi lista a un juego como Yoku’s Island Express. La trama se centra en un pequeño escarabajo pelotero que llega a una isla tropical buscando trabajo de cartero. Los problemas comienzan cuando un ser maligno infecta al árbol más viejo de la isla y Yoku va en ayuda de los pobladores. Este juego de plataformas usa la mecánica de los juegos de pinball, saltando usando «paddles» y golpeando «bumpers» para darse impulso, explorar el mundo y abrir puertas con cada nueva habilidad que ganamos, muy al estilo de un metroid-vania. YIE es un juego encantador y muy original que se puede disfrutar en sesiones cortas, así que les recomiendo la versión de Switch para que puedan jugarlo donde vayan.

7. Shadow of the Colossus (PS4)

Hay quienes dicen que las obras maestras no debían ser remasterizadas ni restauradas, y tal vez tengan razón. Rehacer de cero un juego como el Shadow of the Colossus de PlayStation 2 sonaba como una tarea muy difícil, riesgosa y que nunca podría hacerle justicia al original. Pero Sony y Bluepoint no creyeron en imposibles y el remake del colosal clásico llegó a PS4 con tal nivel de calidad que no pasó desapercibido. Toda una nueva generación quedó rendida ante la aventura del atormentado Wander . Y quienes volvimos a jugarlo —luego de trece años— la revivimos a un nivel que nunca imaginamos.

6. Dragon Ball FighterZ (PS4, XOne, Switch, PC)

Desde que jugué Dragon Ball Super Butoden 2 para Super Famicom, estuve esperando un videojuego de Dragon Ball que de verdad me sorprenda (no, Budokai Tenkaichi 3 no me levantó ni un pelo) y que realmente se vea y sienta como el anime del que me enamoré en los noventas. Pero FighterZ, desarrollado por los malditos genios de Arc System Works me hizo explotar la cabeza con lo fiel que logró serle a la serie y las películas de la franquicia de Toriyama. Aqui hay amor y conocimiento por el mundo de Goku y sus amigos, con cameos y animaciones que hicieron vibrar a los fans, acompañando a un espectacular juego de peleas realmente accesible para los primerizos y retador al mango para los que quieran competir. Dragon Ball FighterZ es un logro que va a ser difícil de superar y olvidar.

5. Red Dead Redemption 2 (PS4, XOne)

Otro juego que no he logrado terminar (es más, confieso que he avanzado muy poco en estos días) por lo vasto que es y la forma tan lenta como se desarrolla la historia en las primeras horas. Pero si algo hay que reconocerle a Rockstar es la tonelada métrica de calidad que ha logrado meter en Red Dead Redemption 2. Desde su enorme y detallado mundo pasando por su increíble desarrollo de personajes y cautivador soundtrack, esta secuela es uno de esos juegos que dejarán su marca en esta afición y en la industria de los videojuegos en general. Yo por mi lado siento que, o bien me voy a demorar una eternidad en terminarlo o lo dejaré de lado sintiéndome realmente mal conmigo mismo.

4. WipEout VR (PlayStation VR)

Aunque no es oficialmente un juego de 2018, esta actualización para WipEout Omega Collection (PS4) introdujo a este racer en la realidad virtual. Y no, no decimos que una pista, uno modo o una carrera: WipEout VR está completo, COMPLETO en VR. El menú de inicio, todas las pistas de WipEout HD y 2048, todas las naves… TODO. Si fueron fanáticos de los WipEouts de PlayStation y PSP, háganse un favor y compren un casco de PSVR ahora mismo y luego una copia del Omega Collection. El parche para VR es gratuito.

3. Marvel’s Spider-Man (PS4)

El director creativo de Marvel’s Spider-Man, Brian Intihar, comentó hace años en un podcast que, aunque él era fan a morir de los juegos de deportes, su sueño más grande era dirigir un juego de Spider-Man. Se nota que hubo amor. Este videojuego tomó a todos por sorpresa este año, no solo porque logró ser mejor que todos sus antecesores (mucho tiempo de andar idolatrando a Spider-Man 2 ya cansaba) sino porque nadie esperaba una historia tan atrapante y conmovedora en un juego de superhéroes. Sumemos lo fantástico que se controla a Spidey en una Nueva York que parece salida de los archivos de efectos especiales del Universo Cinemático Marvel y una dirección que respeta a todos y cada uno de los personajes del juego y tenemos la fórmula para el éxito de este candidato a Mejor Juego de Año.

2. Astro Bot Rescue Mission (PlayStation VR)

Muchos me han llamado loco por poner a este extraño juego de apariencia infantil por encima de juegazos como Red Dead Redemption 2 y Assassin’s Creed Odyssey. Y a todos sólo tengo que decirles: Prueben Astro Bot Rescue Mission. La mascota de The Playroom protagoniza este sorprendente juego de plataformas en realidad virtual, haciendo que el jugador mire en todas direcciones para encontrar el camino, recolectar un montón de extras escondidos y vencer a gigantescos jefes. Al hacer mi review, comparé muy atrevidamente a este juego con mi primer viaje a Disney World y con los mejores niveles flotantes de Super Mario 64 . Llegando al final de 2018, mantengo mi afirmación: Si éste hubiera sido un juego de Disney o Nintendo, el mundo entero lo habría alabado. Astro Bot Rescue Mission es una joya escondida de esta industria y que pone en claro que la realidad virtual tiene más futuro que simples simuladores de oficina y repetitivos juegos de terror.

1. God of War (PS4)

El regreso de Kratos, más que un regreso, se sintió como un verdadero cambio; como una evolución. No nos reencontramos con el iracundo asesino de dioses del Olimpo, sino un cansado y apesadumbrado padre que acompaña a su hijo en una aventura de duelo y reflexión. Eso sí, no pasa mucho tiempo para que el pasado de Dios de la Guerra llegue a tocar su puerta y empiecen los hachazos. Este nuevo God of War —secuela de la tercera parte— es un increíble logro técnico y artístico, que combina lo mejor que puede dar esta industria en temas de jugabilidad y narrativa. Los desarrolladores de Sony Santa Monica corrieron el riesgo de sus vidas dándole la vuelta a un personaje tan icónico, pero lo lograron. Al fin y al cabo, tanto gamers como developers, hemos crecido con Kratos y a todos nos llega el momento de madurar. Y evolucionar.

Enrique "Junior" Martinez

Analista de la industria del los videojuegos, escritor, blogger, podcaster y ya no me acuerdo qué más.

También te podría gustar...

La cultura del videojuego