Análisis Q&A: Astro Bot Rescue Mission (PSVR)

astro bot

Con el lanzamiento del visor PlayStation VR para PS4 en 2016 llegó también el obligado set de tech-demos para esta nueva plataforma. La colección gratuita de mini-juegos para PSVR titulada The Gameroom VR incluyó uno que se ganó los corazones de muchos fans de los videojuegos de plataformas: Robot Rescue. Aunque solo incluía un nivel y era bastante básico, la sensación de vértigo, el gameplay y la precisión de los controles fueron tan buenos que muchos de los fans de PSVR clamaron por una versión “completa” de Robot Rescue con más niveles y personajes. Pues Sony no se hizo la difícil esta vez y apenas dos años después aquí tenemos a Astro Bot Rescue Mission y gracias a nuestros amigos de PlayStation pudimos jugarlo antes de lanzamiento y tenerles el análisis Q&A para ayudarlos a decidirse si comprarlo o no.

¿Qué es Astro Bot Rescue Mission?

Astro Bot Rescue Mission es un nuevo juego exclusivo para PlayStation 4 que utiliza el visor de realidad virtual PlayStation VR. Cuesta $40 y salió a la venta el 2 de octubre en formato físico y en digital en la PS Store.

¿De dónde salió este juego?

Astro Bot Rescue Mission ha sido desarrollado por Team Asobi, parte del laureado JAPAN Studio (Ico, Gravity Rush, Puppeteer) de Sony Interactive. Es una extensión de la fórmula creada para su mini-juego Robot Rescue de The Playroom VR.

¿Se puede jugar sin el visor de realidad virtual?

No. Astro Bot Rescue Mission sólo puede jugarse con el visor PSVR.

 

¿Cómo se controla? ¿Es necesario algún control especial?

En Astro Bot Rescue Mission controlas a al personaje principal utilizando el Dual Shock 4 estándar de PS4. No necesitas un PlayStation Move ni ningún otro control especial.

¿Tiene historia?

Sí. La cápsula espacial Asobi es atacada por un monstruo que le roba su visor de realidad virtual y luego la destruye en pedazos. Su tripulación de mini-Bots se pierde también, quedando sólo el capitán Astro para recuperar las piezas de Asobi y reunir al equipo de vuelta. Para esto deberás viajar a cinco diferentes planetas, cada uno con cuatro niveles para jugar y un jefe a quien hay que derrotar para juntar las partes de la cápsula.

OK, suficiente información. ¿Qué tal el juego?

En una palabra: Increíble. Y es que, aunque a simple vista parece un plataformero para niños en el que coleccionas monedas, Astro Bot Rescue Mission es un juego encantador y muy bien diseñado. Su diseño de niveles emula a esos mundos flotantes que vimos por primera vez en Super Mario 64 pero añadiéndole el vértigo y la libertad visual que la realidad virtual ofrece. Se nota a leguas que Team Asobi es fan de esta clase de juegos pero también que han estudiado al detalle los efectos de la visión en VR y sus posibilidades interactivas.

 

astro bot

Todavía no entiendo bien eso de la realidad virtual. ¿Cómo se usa en este juego?

En Astro Bot Rescue Mission “tu eres la cámara”… literalmente. Mientras controlas a Astro con el Dual Shock 4, tu visión en VR es la que determina diferentes situaciones. Por ejemplo, si Astro quiere llegar a un punto alto no basta con saltar sobre plataformas: Hay que mirar hacia el punto a donde va para poder ver lo que está haciendo. O tal vez Astro deba bucear así que habrá que meter la cabeza al agua. Todo eso debes hacerlo tú físicamente y es parte de la diversión. En VR no existe una pantalla en dos dimensiones; todo el mundo virtual está a disposición del jugador. Incluso hay momentos en los que tendrás que golpear obstáculos con la cabeza, voltear a 180 grados o asomarte por una esquina para no perderte algún secreto.

¿Y los jefes?

Los jefes del juego son fáciles de vencer si eres fan de los juegos de plataformas. Cada uno te pide utilizar de los sistemas de gancho, chorros de agua o estrellas ninja que ya has aprendido en la campaña y que podías probar una y otra vez en The Playroom VR. Aunque la verdad, lo mejor de las peleas con los jefes es la enormidad que te vende la realidad virtual. Cada uno se ve gigantesco e intimidante, pero sobretodo, real.

¿Hay incentivos para seguir jugando luego de terminar el juego?

La campaña principal tiene 20 niveles y 6 jefes, pero en cada nivel debes encontrar 8 mini-Bots para que se reúnan con tu tripulación, algo que no siempre se puede hacer en la primera pasada. También están los Camaleones que se camuflan en las paredes de los niveles y que abren otros 21 niveles de reto contra-reloj. Y lo más importante: Todas las monedas que ganas en los niveles se usan para jugar en una máquina de cápsulas sorpresa (las populares “Gashapon”) que desbloquean mini-dioramas en 3-D que usas para decorar tu sala de juegos virtual y que también pueden usarse para jugar libremente. Incluso los créditos finales tienen secretos escondidos, así que no te los saltes.

 

¿Puntos en contra?

En lo que se refiere a gameplay, no encontré nada de que quejarme. Dicho esto, el único punto débil de este juego -así como el de varios títulos de realidad virtual- es la tecnología VR en sí y cómo algunos gamers reaccionan ante ella. Mucha gente asocia “realidad virtual” con “mareos” o “vértigo” y seguramente algunos jugadores sensibles no asimilarán bien la sensación de altura y los frenazos repentinos de la cámara. Es algo que afecta a diferentes personas en diferentes maneras así que es difícil juzgar el impacto negativo en cada jugador. Tal vez la mejor forma de probar si eres compatible con esta clase de juego es probar The Playroom VR que afortunadamente es gratuito y sirve como una buena demo.

¿Recomendado entonces?

No solo recomendado: Astro Bot Rescue Mission es un juego obligado para los fans de la realidad virtual y una razón de peso para comprar un PlayStation VR. El juego ha sido diseñado para ser super accesible; para que todo tipo de público pueda jugarlo. Es además una demostración de lo que se puede lograr con la tecnología de realidad virtual cuando la utiliza un equipo de desarrolladores más que competente. No me sorprendería verlo entre los candidatos a Juego del Año en la categoría VR o incluso entre los mejores de 2018.

 

astro bot

 

 

Deja un comentario