Análisis Q&A – Watch Dogs 2 (PS4, XOne, PC)

Watch Dogs 2

El primer Watch Dogs trató de poner algo nuevo sobre la mesa: un mundo abierto donde el hackeo era la principal actividad para movilizarse e interactuar con tus enemigos. Debido a su blandengue historia y una serie de problemas técnicos (incluyendo un tremendo downgrade gráfico) el juego no caló en el gusto de los gamers de la forma que Ubisoft esperaba. Pero como dice el dicho “si vas a hacer una cosa, mejor haz dos de una vez”, ahora tenemos aquí a la esperada secuela. Vamos a ver qué tal le va en este análisis Q&A.

 

¿Qué es Watch Dogs 2?

Watch Dogs 2 es un juego de mundo abierto en el que interpretas a un hacker llamado Marcus Holloway, también conocido como “Retr0”. En el juego puedes moverte por toda la ciudad de San Francisco realizando misiones secundarias o cumpliendo con el objetivo principal: Acabar con la opresión electrónica de ctOS, una corporación que tiene vigilada a toda la población y se aprovecha de la valiosa información que obtiene de los usuarios.

Watch Dogs 2

 

¿Es otra historia de “un héroe contra el mundo”?

No, pero tampoco es tan original. En Watch Dogs 2 no trabajas solo. Marcus se une a DedSec, un “famoso” grupo de hackers que se enfrentan a ctOS y tratan de exponer sus mañas corporativas. Siendo justo, eres “un héroe contra el mundo” si es que tomas en cuenta que ctOS está por todos lados y tiene cientos de agentes distribuidos por la ciudad.

 

¿Y cómo vas a ganar entonces?

Pues con la magia de la computación…. Ya, sin bromas. La mejor arma de DedSec es su capacidad de infiltrarse en las redes y hackear absolutamente todo lo que mueva. Utilizando su Smartphone, Marcus puede controlar autos, cajeros automáticos, equipos de carga, cajas de fusibles, celulares de NPCs y básicamente todo lo que tenga una chispa de corriente. Eso permite que utilices todos estos elementos para distraer y hasta anular a los elementos humanos de ctOS.

 

 

¿O sea que es un juego de sigilo?

Ojalá. Uno de los primeros “contras” que le encuentras a Watch Dogs 2 es que muy rápidamente dejas de lado el hackeo y la infiltración y te apoyas en las armas de fuego para resolver tus problemas. Y al igual que muchos otros juegos de mundo abierto, el sistema de shooting de cubiertas no es ni muy preciso ni muy divertido.

 

¿De dónde sacan armas estos hackers, además?

Bueno, ese es otro punto. Parte de la fantasía de WD2 es que, como experto en computadoras y basándonos las tendencias de hoy, tienes a tu disposición un muy avanzado 3D Printer que genera todas tus armas; desde stun guns y pistolas de bajo calibre hasta ametralladoras y lanzagranadas. Hay armas de mano, pero el combate cuerpo a cuerpo contra varios enemigos no es lo más recomendable. Ubisoft investigó e implementó un arma muy particular en WD2: un látigo/boleadora que usa sogas y una bola de billar para agarra a golpes a los demás. Esto tenía potencial para dar un buen espectáculo, pero el resultado ha sido, a mi parece, muy “realista”.

 

Watch Dogs 2

 

¿”Muy realista”? ¿Eso no es algo bueno?

El balance de realismo es tal vez el principal punto en el que falla Watch Dogs 2. El juego te presenta una trama interesante y aterrizada acorde con los tiempos pero al poco tiempo te lanza a lidiar con personajes y situaciones muy caricaturescas. Como todo buen clon de Grand Theft Auto, en Watch Dogs 2 puedes robar autos, motos, botes, etc para transportarte por la ciudad, pero la reacción del mundo que te rodea es muy blanda y a veces no sientes que todo lo que haces al jugar cause algún impacto.

 

¿Y ahora qué hago? ¡Yo pedí que me regalaran este juego por navidad!

Wow OK, tampoco es para alarmarse. Watch Dogs 2 tiene lo suyo. Hay misiones como carreras de drones y de infiltración con autos a control remoto que tienen muy buena rejugabilidad. Las misiones secundarias son divertidas, sobre todo las que no se toman demasiado en serio. Y tal vez ese sea el truco para disfrutar este juego al máximo: Jugarlo para divertirse, no para “salvar el mundo de una corporación”. Ni bien dejas atrás el tono serio que la historia quiere venderte, todo resulta más divertido. Y si jugaste el primer Watchdogs y te decepcionaron sus gráficos y su calidad técnica, Watch Dogs 2 te va a parecer muy, pero muy superior. Lástima que no haya misiones con arañas mecánicas gigantes esta vez.

 

Watch Dogs 2

 

Entonces, ¿no cambio mi regalo?

Watch Dogs 2 es una buena opción si lo que buscas es jugar en pequeñas dosis y si te alejas de la trama principal. Como pasa con muchos juegos de mundo abierto (ejem… ¡Just Cause 3!…cof cof…) el ritmo de juego que tú mismo le metas a Watch Dogs 2 va a determinar qué tan buen o mal rato pases con él. Si tienes poco tiempo al día para jugar en los próximos meses, esta puede ser una buena opción. Mantenlo en tu lista navideña.

 

Watch Dogs 2

Deja un comentario