Análisis: Dragon Ball Xenoverse (PS4, XOne)

Dragon Ball Xenoverse

Dragon Ball Z es uno de los mangas y animes más famosos de todos los tiempos y no es de extrañar que se produzca un juego de esta franquicia cada año. Lamentablemente, esto causó que los juegos se hicieran muy similares, especialmente en su repetitiva historia. La nueva entrega, Dragon Ball Xenoverse, es la gran apuesta de Bandai Namco y los desarrolladores de Dimps para romper la monotonía con una historia nueva y un juego muy centrado en sus aspectos de personalización.

 

 

La nueva trama

Para mantener relevantes a viejos enemigos como Freezer y Cell, y al mismo tiempo introducir una historia novedosa, Dimps ha optado por jugar con el recurso del viaje en el tiempo. Han pasado ya varios años desde lo ocurrido en la película “Batalla de los Dioses” y encontramos a Trunks del futuro trabajando como parte de la “Patrulla del Tiempo” en la ciudad Tokitoki, desde donde gracias a la tecnología inventada por su madre, Bulma, protege la línea temporal de aquellos que quieran alterarla. Al inicio del juego, un nuevo villano empezará a manipular la historia de los guerreros Z, regresando a puntos clave del pasado y dando energía a viejos enemigos, permitiéndoles vencer y rescribir sus destinos.

Debido a que Trunks tiene prohibido alterar su propia historia o la de aquellos que conoce, se ve obligado a invocar al dragón Shenron pidiéndole que transporte a un guerrero lo suficientemente fuerte para luchar en su lugar, dando paso a una pantalla de creación de nuestro personaje: Este nuevo guerrero eres tú, el jugador al mando de Xenoverse.

 

Dragon Ball Xenoverse

 

Tu propio guerrero Z

En la mayor parte del juego tomarás el control de un guerrero creado por ti mismo, eligiendo entre cinco razas disponibles: humano, saiyajin, majin, namek o la raza de Freezer, las tres primeras con la opción de elegir entre hombre y mujer. La raza y género dará poderes únicos a nuestro personaje, como más ataque o regeneración. Pero a través del juego obtendremos nuevas habilidades, ya sea jugando misiones o comprándolas, como el clásico Kamehameha u otras menos conocidas como el Double Sundae. Es posible obtener casi cualquier habilidad de un rival, aunque con algunos limitantes, por ejemplo un humano no podrá equipar la habilidad de convertirse en Super Saiyan.

La colección de habilidades, ropa y accesorios es muy amplia. Basta con jugar en el modo online para ver numerosos personajes muy distintos corriendo por la ciudad Tokitoki, incluso parecerá que estamos en una convención de fans de Dragon Ball. Las herramientas para crear a un personaje totalmente propio están allí, solo es cuestión de darse el tiempo de desbloquear el contenido misión tras misión o entrenando como discípulos de los héroes de DBZ.

Esto no significa que no tomaremos control de los personajes clásicos de la serie, ya que ellos también estarán disponibles en todos los modos de juego, salvo en las misiones de la historia.

 

Dragon Ball Xenoverse

 

¿Qué son las misiones?

Al iniciar Xenoverse, siempre apareceremos en la ciudad Tokitoki controlando a nuestro guerrero creado, para correr hacia las distintas casas que representan cada opción de juego o interactuar con otros jugadores si estamos en línea. Aparte del típico modo versus local u online y las tiendas de habilidades, items y accesorios, aquí también podremos arrancar las misiones del juego. Las misiones son la forma que tiene Xenoverse para dividirse por niveles, siendo estas de dos tipos: Historia o Quest Paralelo. Las misiones de la historia son exclusivas para un jugador, aquí encarnaremos a nuestro guerrero interviniendo en escenas claves de Dragon Ball Z ayudando a los héroes a enfrentar a los clásicos villanos y eventualmente haciéndo frente a los nuevos manipuladores del tiempo.

Las misiones paralelas en cambio presentan escenarios un poco más extraños, como ponerte del lado de Freezer durante su legendaria batalla contra Gokú para asegurar la victoria del tirano. Son estas misiones extra las que alargan la vida del juego pues suelen tener las mejores recompensas al vencer y muchos escenarios serán tan complicados que es recomendable aprovechar la opción de hacer equipo con otros dos jugadores pues incluso la IA podrá tener problemas ayudándote.

¿Es necesario conocer la vieja historia de DBZ?

El nuevo enfoque de la trama viene con un precio a pagar para quienes no son fans de DBZ. Xenoverse asume que ya conoces la serie de pies a cabeza y no tratará de explicarte porque Gokú viaja a Namek o quienes son Cell o Majin Buu. El juego espera que tu ya conozcas a los personajes y sus aventuras para apreciar los sutiles cambios causados por los nuevos villanos al alterar el tiempo. En otras palabras si no conoces este mundo, la historia posiblemente no tendrá ningún sentido. Ojo, no considero esto algo malo, la trama de DBZ ya ha sido contada innumerables veces; este juego tiene muy en claro esto y respeta el conocimiento previo de su público objetivo.

 

Dragon Ball Xenoverse

 

Haciéndonos más fuertes

Como seguro ya se dieron cuenta, el juego pone gran énfasis en preparar a tu guerrero para nuevas batallas, pero esto no serviría de nada sin un buen sistema de lucha. Los combates en Xenoverse pueden tener de dos a seis participantes y utilizan un sistema de movimiento 3D totalmente libre, donde volar es tan común como correr. Cada luchador tendrá una barra de vida, una de stamina y una de ki (“energía” en DBZ). La primera no necesita explicación, pero la administración hábil de las otras dos puede ser la diferencia entre una victoria o una derrota. La stamina se recargará automáticamente y se irá gastando poco a poco al volar a alta velocidad, pero se gastará mucho más rápido al teletransportarnos ya sea para esquivar ataques o continuar combos luego de lanzar lejos al enemigo. El ki en cambio se recarga al atacar o ser atacados y se consumirá al usar nuestras habilidades especiales.

En mi experiencia, la stamina se hizo incluso más importante que el ki y le di prioridad al inicio; pero esto depende del estilo de juego de cada quien. Esto se nota en especial al decidir que atributos mejorar en nuestro guerrero creado al subir de nivel ¿Queremos a alguien especializado en combate mano a mano o o alguien capáz de lanzar rayos de energía tan seguido que mantengan al oponente a raya?

En general el combate en Xenoverse puede sentirse muy simple al inicio y lleno de “masheo” de botones pues casi no tendremos stamina ni ki para hacer mejores cosas. Pero al hacernos más fuertes estos recursos aumentarán y podremos encadenar largos combos de golpes y teletransportaciones terminando en poderosos ataques de energía. La complejidad del combate está muy lejos de fighters como Guilty Gear o Blazblue, pero es lo bastante buena como para dejarte experimentar con tus propias combinaciones, descubrir que combos funcionan y crear vistosos ataques.

 

Dragon Ball Xenoverse

 

Descubriendo todo el poder

Existe un detalle importante a mencionar sobre las misiones. Al inicio de cada una, el juego nos muestra una gran variedad de recompensas entre trajes, habilidades e ítems (como cápsulas para recuperar vida en batalla) pero uno nunca sabe que cosa va a obtener al terminar el combate. Xenoverse maneja un sistema de “drops” al azar que decide cual o cuales de los premios disponibles recibiremos. Esto aumenta la rejugabilidad de una manera algo forzada pues podemos obtener esa preciada habilidad de hacer el Big Bang Kamehameha al primer intento o luego de docenas de veces de hacer la misma misión.

Algunas misiones incluso tienen requisitos escondidos como eliminar a los enemigos en cierto orden y con esto puede que consigas la recompensa que tanto buscas o no. Me gusta mucho la gran variedad de recompensas y los requisitos escondidos incluso añaden bastante fan service (por ejemplo: Al ayudar a Freezer, si eliminas a Krillin antes que Gokú, provocará que el segundo se convierta en Super Saiyan) pero no soy muy partidario de forzar al jugador a repetir tantas veces el mismo nivel para dejar a la suerte la posibilidad de obtener lo que buscamos.

 

Dragon Ball Xenoverse

 

¿Qué tal se ve y suena?

No hay casi nada que reprocharle a Xenoverse en este apartado. El cel-shading utilizado para simular la estética del anime junto con los efectos de sonido de los golpes y poderes son perfectos para la saga. De hecho, las voces (disponibles en japonés e inglés) son tan raras o sobre-actuadas como en la serie original, detalle al que todo fan ya está acostumbrado y hasta quizás le tiene algo de cariño. Los personajes se ven y mueven tal como se espera, incluyendo animaciones íconicas como los movimientos de las manos de Trunks antes de lanzar sus poderes.

La variedad de personajes para las retas entre amigos es muy buena, aunque no llega a los extremos de entregas anteriores por la ausencia de personajes como Chaoz, Dabura, o los androides 16, 19 y 20. Los personajes presentes bastan y sobran para cubrir a los favoritos de la mayoría, sin contar que seguramente te encariñarás con tu personaje creado luego de usarlo en el modo historia

Quizás podría reclamarse la falta de escenarios destruibles, pues para una serie basada en combates de super-humanos a lo mucho podremos romper una piedra o derribar una pequeña casa. Por suerte, la variedad de locaciones para luchar compensa esto, desde el ring del Torneo de Artes Marciales hasta el lugar de la lucha final en Batalla de los Dioses, cada escenario está muy bien hecho y con amplio espacio para volar y combatir. Lamentablemente en el modo de versus local solo podremos luchar en el ring del Torneo, una decisión extraña de parte de los desarrolladores y espero pueda cambiarse en un parche.

 

Dragon Ball Xenoverse

 

Problemas a mencionar

Si bien creo que lo positivo supera a lo negativo en Xenoverse, el juego no es carente de errores como los constantes problemas de conexión. Durante el tiempo que lo he podido jugar solo pude conectarme exitosamente un par de veces al juego online para hacer misiones con amigos o gente extraña de otras partes del mundo, luchar contra ellos o simplemente pasar el rato haciendo gestos como las poses de las Fuerzas Ginyu o la Fusión por la ciudad.

El modo online es muy divertido y es una pena que el juego tenga tantos problemas para conectarse a sus servidores. He notado que este inconveniente no es algo solo local y le ha pasado a muchos jugadores de otros países. Ojalá Bandai Namco pueda arreglar este problema pronto, pues ya dijeron que se encuentran trabajando en ello.

Otro detalle algo incómodo es el tener que cargar y recorrer la ciudad Tokitoki para cada cosa que queramos hacer, incluso si solo queremos luchar con un amigo localmente tendremos que caminar hasta la oficina de combates offline para recién entrar al modo versus. Una simple opción en el menú principal del juego hubiera hecho esto mucho más llevadero. Cabe mencionar además que el modo de combate local soporta solamente a dos jugadores.

 

Dragon Ball Xenoverse

 

Conclusiones

Dragon Ball Xenoverse es un juego hecho para los fans, no hay vuelta que darle; si no eres un fan de las aventuras de Gokú, no te podría recomendar este título. Ahora, si lo eres y pero a la vez esperas un juego de luchas super técnico con tus personajes favoritos también sería un error recomendártelo.

Pero si, como yo, simplemente estabas algo cansado de ver la misma historia de DBZ repetirse una y otra vez en cada juego o te alejaste de la serie por la falta de variedad, pero eres un verdadero fan de Dragon Ball Z, éste es el momento de volver. El juego es en mi opinión uno de los más divertidos de la serie desde Budokai 3 para PS2. Además, la opción de personalizar casi por completo a tu propio personaje da un incentivo para volver constantemente ya sea para ponerlo a prueba frente a otros jugadores o simplemente mejorar algún detalle en el o ella jugando alguna misión offline u online.

Dragon Ball Xenoverse tiene mucho que ofrecer a cualquier fan de la serie que decida probarlo y si eres uno de ellos y quieres pasar un buen rato en la consola de tu elección o en PC, no te equivocarás al adquirirlo.

Deja un comentario