Let’s Rock, Baby! Probamos los demos de DmC y Metal Gear Rising

Hace poco llegó a las tiendas virtuales de PlayStation y Xbox LIVE el demo de DmC. Y como esto casualmente coincidió con mi compra de Zone of the Enders HD Collection – el cual trae el demo de Metal Gear Rising – me animé a hacer este comparativo, a ver cuál de los dos juegos de acción es la mejor opción para cuando llegue el nuevo año. Ambos juegos han sido tercerizados a estudios de prestigio (DmC a Ninja Theory, Rising a Platinum) y ambos personajes, en algún momento, nos cayeron pesados (este nuevo Dante por malcriado, Raiden por reemplazar a Snake), así ambos juegos tienen mucho que probar para ganarse la atención de la fanaticada. Vamos a ver qué pasa en esta bronca.

 

Es Dante vs. Raiden.   DmC vs. Metal Gear Rising.    Let’s Rock, Baby!

 

Metal Gear Rising: Empezamos con el demo que tiene más tiempo disponible, aunque sólo sea para los que pagaron el precio de entrada (comprar la colección HD de Zone of the Enders). El demo de Metal Gear Rising trae lo que parece ser el comienzo del  juego ya que viene con intro, tutoriales e instrucciones al momento de jugar. Raiden llega las costas de la ciudad de Sukhumi (Abkhazia) azotada por un ejército de androides y ni bien pone un pie en tierra comienza la masacre: Espadazos a mano y pie, al estilo de Bayonetta, con muy buenas animaciones y harto detalle. Los gráficos han mejorado bastante desde lo que ví en el E3 y sobrepasan por bastante al mejor trabajo en Unreal 3. Y ojo que Platinum usa motor propio. Además, para la velocidad que este juego maneja, no hay caída de frames ni texturas que desaparezcan. Nada mal.

 

El control tiene su maña. Algo que me chocó desde el inicio es que, al saltar, Raiden se siente muy rígido. Esto lo compensa el Ninja Run, que permite correr esquivando ataques y saltando obstáculos grandes. Otro nuevo detalle fue el Parry, o “bloqueo ofensivo”, que Raiden usa para protegerse de los golpes. Casi al final del demo, un violento mid-boss (lo llamaré “Perro con Motosierra”, de cariño) me enseñó a la mala a usar esta técnica, aunque les adelanto que atacar constantemente es parte del truco. El otro modo de juego, el Blade Mode, ya es conocido por todos los que vimos alguno de los trailers y consiste en rebanar objetivos en cámara lenta. Se puede hacer con todos los enemigos y objetos del juego que brillen de color azul luego de un par de golpes; esto incluye a soldados, autos, árboles, estructuras y hasta a los patilargos Gekkos de MGS4. Es una suerte de mini-juego relámpago que permite recuperar salud (ZAN-DATSU!!) y acabar con los enemigos más rápido, y parece que se volverá obligatorio en futuros niveles; mejor ir practicando desde ya. Una vez que se tiene harta práctica con el Blade Mode, el demo se vuelve un espectáculo.

 

Esta porción del juego dura alrededor de 18 minutos y para descontento de los usuarios de PS3, el demo requiere que se instalen 3.5 GB de información en el disco duro. Además se cuelga ocasionalmente y hay que mantener el disco de ZOE HDC dentro del PS3 mientras lo jugamos. De todos modos, el demo estará disponible en la PlayStation Store americano y en Xbox LIVE en enero. Y no, el demo de la Store japonesa no corre aquí por un tema de región (lo probé con mi cuenta japonesa y de verdad no funciona). Metal Gear Rising sale el 19 de febrero de 2013.

 

DmC: El demo de DmC salió hace dos semanas y resultó ser el mismo que probé en el E3. Si leyeron mis impresiones del show, sabrán que el nuevo Dante me cae pésimo, pero que la jugabilidad del nuevo Devil May Cry no está para nada mal. El demo tiene dos fases; la primera arranca en esta horrenda ciudad en la que Dante es un terrorista malcriado y donde además hay un paralelo dimensional a un mundo llamado Limbo, que nos revela la existencia de monstruos en cada esquina.

 

OK… let’s rock, baby. Este nuevo Dante ataca con espada, pistolas y guadaña, todo a increíble velocidad, sin interrupciones y con una fluidez que a veces extraño en otros juegos de acción. El sistema de combos funciona muy bien y hasta en dificultad Nilgrim (Hard) pude sacar una que otra “A” y “S” sin problemas. Las mecánicas del Angel Lift y Demon Pull no son de mi agrado (compensa el a veces simplón diseño de niveles) pero son perfectas para quienes adoran los combos aéreos.

 

La segunda fase del demo es un Boss Fight  contra un asqueroso gusano gigante, pero que terminó por venderme el juego. Es una pelea bidimensional, bien “old school”, pero efectiva y perfecta para los que quieren harta acción sin tener que pelearse con la cámara (la cual, por cierto, está muy bien trabajada). La calidad gráfica del juego no se discute, aunque la verdad vi más fluidas la animaciones en el demo de X360 (las de PS3 tenían un poco de hipo). Y no quiero pensar cuánto requerirá de instalación estén juego en PS3. Que vaina. El demo tiene 4 niveles de dificultad (el nivel Son of Sparda es desbloqueable) y ya está disponible en PSN y Xbox LIVE. DmC sale el 15 de enero de 2013.

 

 

¿Veredicto? ¿Resultado? ¿Puntuación? Ambos demos presentan juegos que prometen bastante pero que también tienen detalles que por ratos te desconectan de la experiencia. En Rising el uso de armas convencionales (lanzacohetes, etc) para atacar a larga distancia parece incorporado a último minuto y las secciones que requieren “stealth” tienen muy poco de “stealth”. Tu guía te dice expresamente que “este no es un juego de infiltración”, pero hay momentos en los que atacar con sigilio premia con animaciones extra.  DmC es divertido, pero la falsa rebeldía del nuevo Dante y sus disfuerzos por dársela de “bad-boy” no van con mi personalidad ni con mi recuerdo del mejor Dante (el del primer DMC). Y hay un duelo de “FUCK YOUs” en el demo que se merece el “Premio Gears of War a la Groserías Innecesarias  2012”. ¿En serio? En serio.

Al final la jugabilidad manda. DmC es más accesible y te deja jugarlo ni bien tomas el control, sobre todo si ya has jugado algún otro Devil May Cry. Metal Gear Rising por su lado, requiere un poco de práctica. Pero esa profundidad y el poder aprender nuevas técnicas me hizo regresar más veces al demo (ya lo he jugado más de 10 veces). Creo que, si me dieran a escoger, optaría por Metal Gear Rising, sobre todo si voy a pagar precio completo ni bien salga el juego.

Ambos juegos salen dentro de poco. Los dos son recomendables, pero si tienen que escoger sólo uno, mejor prueben los demos primero. Los dos valen la pena… y el tiempo de descarga e instalación.

Enrique "Junior" Martinez

Analista de la industria del los videojuegos, escritor, blogger, podcaster y ya no me acuerdo qué más.

También te podría gustar...

La cultura del videojuego