¿Tetris con música? No, es Lumines.

En febrero de este año con la salida del PS Vita, salió también un nuevo Lumines. Aquí conozco poca gente que le haya dado oportunidad a puzzle musical, pero los que lo hicieron quedaron maravillados. Lastimosamente, al ser secuela de un juego medio desconocido para PSP y teniendo que competir con juegos como Uncharted Golden Abyss (y la promesa de Gravity Rush), Lumines Electronic Symphony no fue parte de la lista de compras de los pocos que aplicaron por un Vita. No voy a hacer de guía de compras, pero sí me gustaría convencer a uno que otro lector a que pruebe estos juegos a ver si la fanaticada de este juego de habilidad crece aunque sea un poco. ¿Mini-análisis? Yep. Aquí vamos.

 

Lumines (2005)

Los que dicen que Lumines es un “Tetris con música” no están lejos, pero tampoco están en lo correcto  (Tetris tiene su propia música al fin y al cabo). No, Lumines es realmente “Tetris con ritmo”, ya que el orden y velocidad con los que uno debe ordenar los bloques dependen del ritmo de la canción (ó skin) de cada nivel. O sea que para sacarle el jugo a Lumines debes “obedecer e integrarte” a la música, calculando bien cuando la línea de tiempo borre los cubos que se han ordenado. Sólo así puedes lograr combos enormes que añaden samples de voz, riffs de guitarra, redobles de batería y otros efectos a la canción. Además, el solo hecho de mover las fichas de lado a lado aporta sus propios efectos de sonido. La banda sonora es un largo playlist que comienza con el excelente tema “Shinin’ ” de Mondo Grosso y luego continúa con más de 25 temas de la mejor música electrónica. Tetsuya Mizuguchi, creador de Rez, Space Channel 5 y otros juegazos, es declarado fan de la cultura musical americana pero aún más de la escena Dance europea y de su efecto en la música de su natal Japón. Y en este juego se nota.

 

Lumines II

Lumines 2 (2006)

Para algunos un producto decente, para otros un traspié; Lumines 2 cambió de musicalizador y de publisher (lo publicó Disney), razón por la cual la banda sonora se fue por el lado más comercial. Incluidos esta vez estaban el insoportable “Hollaback Girl” de Gwen Stefany, el rock poco inspirado de Hoobastank y unos Black Eyed Peas que para entonces ya empezaban a cansar. No ayudó tampoco que el sistema de juego se quedara igual, sin ningún cambio o mejora acerca del primer Lumines. Menos mal hubieron temas que salvaron la fiesta como “Strollin’ Around the World” de Star Casino; su estruendoso guitarreo al hacer combos es uno de los puntos altos de mi afición por los videojuegos musicales.

 

Lumines Live!Lumines Live! (2006)

Cuando se trató de encontrar la fórmula perfecta para vender DLCs, se experimentó con casi todas las opciones. Y Lumines Live para Xbox 360 fue una de las peores. Para comenzar el juego no debió llamarse Lumines Live a secas sino “Lumines Live Mini Starter Pack Beta Version Minus” o algo así, ya que el juego sólo traía 12 canciones y para popular nuestro playlist con más música había que pagar. Los temas no se vendían por separado sino por packs, y todos estos paquetes traían temas que ya habían sido parte de otros Lumines. El modo básico de juego era el único disponible, ya que el modo Advanced requería, oh sorpresa,  que paguemos por el Advanced Pack. Para colmo de males, debido a un glitch en el juego, pasar el modo Campaña no desbloqueaba correctamente las pocas canciones que venían incluidas. O sea que tampoco nos servía mucho el selector de skins y tampoco obteníamos los Achievements de Xbox LIVE. Un desastre que hasta el día de hoy no recibe un parche ni una reevaluación de la estrategia de ventas.

 

Lumines PlusLumines Plus (2007)

Lo justo y sensato es lanzar tu juego en la consola líder del mercado, y por eso Lumines tuvo una versión para PlayStation 2 titulada Lumines Plus. Aunque se sentía una desconexión a la hora de jugar, por lo poco inmediata que era la respuesta del juego (¿lag?) comparada con un portátil, al menos los temas más representativos del primer Lumines fueron incluidos. Consejo: Conecten su PS2 a un home theater y escuchen “Shinin’ ” como debe ser…  ¡a todo volumen!

 

 

Lumines SupernovaLumines Supernova  (2009)

A veces lo malo es contagioso, y eso paso con el PlayStation Network y su propia versión de Lumines Live, llamada Lumines Supernova. La misma mecánica de venta de canciones, poco contenido inicial y menos opciones (no tiene multiplayer online) hacen de ésta una versión para el olvido.

 

 

 

Lumines Electronic Symphony (2012)

A comienzos de año Sony lanzó el PS Vita, y con él llegó Lumines Electronic Symphony. Aquí si hay hartos cambios sobre la idea original. Ahora, además de los cuadrados “link” que borraban todos los del mismo color que estuvieran conectados, llegan también los “shufflers” que desordenan todos los cuadrados que tocan.  En algunos skins los “cuadrados” se ven como cubos en pseudo-3D lo cual engaña un poco al ojo y jugar resulta más difícil. Lo mejor de Electronic Symphony es su selección musical, ya que no trae ningún tema pop ni de rock comercial; sólo puro dance-techno beat. Lástima que no tenga un tema “de bandera” o que resalte por encima del resto, pero sí tiene varios modos para jugar y sacar Trofeos del PSN. Un buen producto de todos modos. No estaría mal tenerlo descargado en tu Vita. Mejor aun sería si Ubisoft se pusiera las pilas y sacara canciones descargables individuales como DLC. Y baratas, por favor.

 

Lumines ES gameplay

Además de todas estas versiones, Lumines ha seguido el mismo camino que Tetris al expandirse a dispositivos móviles (Lumines Mobile, en el 2006) y computadoras personales (vía WildGames y Steam). Aun así, competir con el impacto que casusó Tetris es difícil. Desde que salió el original, cada variante que hemos visto salir ha sido sólo eso: una variante. Lumines, en mi opinión, no busca ocupar su espacio, sino más bien enganchar a los fans de la música con un sistema de juego que todos entienden. De todos modos,  sería interesante que de aquí a algunos años veamos un juego del que podamos decir: “Es como Lumines”.

Enrique "Junior" Martinez

Analista de la industria del los videojuegos, escritor, blogger, podcaster y ya no me acuerdo qué más.

También te podría gustar...

La cultura del videojuego