Probando el demo de: Kung Fu Strike

La semana pasada, mientras el resto del mundo (incluido mi PS3) se bajaba el demo de Double Dragon Neon y recordaba mejores épocas, pasé por el Xbox LIVE Marketplace y encontré este juego con el más genérico de los títulos: Kung Fu Strike. El subtítulo tambien aporta su dosis genérica: The Warrior’s Rise. Los desarrolladores son desconocidos: Qooc Soft, basada en China (éste es su primer juego) y el publisher es la americana 7Sixty (una subsidiaria de SouthPeak de la cual conozco muy pocos juegos).

«No hay forma que esto sea mejor que DDN» dirán algunos. Pero hey, a mi nunca me gustó Double Dragon. Así que le dí un vuelta a Kung Fu Strike; y me agarró por sorpresa. Claro que no fue una tremenda sorpresa; no, tampoco es para tanto. Pero para ser un juego de 800 MS Points ($10) y haber tenido cero publicidad, KFS resultó más que decente.

 

Pelea

 

El juego cuenta la historia del general Lo, un luchador de Wushu que me recordó a Fen Wei de Tekken 6, y quien debe entrarle a patadas a varias olas de enemigos y jefes. La historia se desarrolla en viñetas en 2D muy similares en estilo artístico a las de MGS Peace Walker (Ashley Wood tiene sus fans) uniendo varias arenas donde se desarrollan los combates. El look del juego en sí se va por el cel-shading oriental de Okami, aunque nunca tan pulido y los menús les van a recordar alguito a Super Street Fighter 4. Los gráficos y efectos son buenos, sobretodo para un producto de $10.

 

Arte

 

Pero donde brilla Kung Fu Strike es en su sistema de combate. Este es bastante simple si se quiere pegar sin sentido con el botón X y apenas esquivar con el gatillo R. Con el «salto con patada» (botón A) comienza lo bueno, dando chance para un agresivo «juggling» y acabar el combo de un pisotón. El botón B sirve para el counter/bloqueo, y hace que las peleas contra varios enemigos a la vez se asemejen a lo visto en los último juegos de Batman (los Arkham). Y de remate, Qooc también se las arregló para meterle ataques con comandos QTE. Ojo que no es tan perfecto ni profundo, pero comparado con un «beat’em-up» cualquiera, este sistema resulta mil veces mejor.

 

Multiplayer

 

El juego está disponible en XBLA y en Steam. La web de 7Sixty no da ni una pista de si habrá o no una versión para PSN, pero creo que KFS vale la pena y no voy a esperar. El demo trae 4 arenas, dos de ellas con mid-bosses y la última con un boss al que hay que agarrar a trompadas al estilo Street Fighter. El juego completo ofrece 28 arenas y muchos ítems para mejorar los niveles del General Lo y desbloquear movimientos especiales. Y como esto es Xbox LIVE, hay un leaderboard para comparar puntajes y tiempos, y hasta un modo multiplayer que, por no tener LIVE Gold, no sé si llegue a probar.

Ah, y si les interesa saberlo, luego de probar Kung Fu Strike también probé Double Dragon Neon.Veredicto: Double Dragon sigue sin gustarme. Les recomiendo Kung Fu Strike. Prueben el demo y cuéntenme que tal les parece.

 

–  Junior  –

Enrique "Junior" Martinez

Analista de la industria del los videojuegos, escritor, blogger, podcaster y ya no me acuerdo qué más.

También te podría gustar...

La cultura del videojuego